Las piscinas del centro deportivo municipal José María Cagigal y del de Cerro Almodóvar volverán a estar en funcionamiento en 2018. La junta de gobierno adjudicó la pasada semana los contratos de obras para subsanar las patologías que ambas piscinas padecen actualmente. Las actuaciones se van a financiar con cargo a las Inversiones Financieramente Sostenibles de este año que dependen de la dirección general de Patrimonio del área de Economía y Hacienda.

Los trabajos de arreglo de la piscina cubierta del barrio Casa de Campo, la del polideportivo José María Cagigal, tienen un coste de 1.957.510 euros y una duración máxima de 6 meses. Las obras van a subsanar las patologías y también tienen un carácter integral:

  • Arreglo completo de vestuarios.
  • Reforma total del vaso de 25 metros, incluidas las playas y su impermeabilización.
  • Construcción de galerías perimetrales.
  • Pavimentación.
  • Nuevos accesos.

 

Guardar

Facebooktwitter