Las fechas previstas para la apertura del polideportivo José María Cagigal no se han cumplido y van camino de cumplir un año de retraso. Esta es la información que la AV Manzanares-Casa de Campo recibió en su día:
  • Se subsanarán las patologías detectadas en la piscina cubierta, se espera que las obras duren 6 meses y concluyan en febrero de 2018. A esta parte se destinarán 2 millones de euros.
  • Se reformarán los vestuarios, las piscinas de verano y las pistas deportivas. Se estima un plazo de ejecución de 7 meses; las obras concluirían en abril de 2018. El presupuesto estimado es de 2.100.000 euros.
  • Por último, se subsanarán las patologías en el pabellón cubierto. Se destinará 1 millón de euros. Las obras durarán 8 meses y concluirán durante el verano de 2018.
A esto se añade la formalización el 4/01/2019 del contrato para la “Subsanación de patologías en la sala polivalente auditorio y edificio de vestuarios en CDM Cagigal” por un valor de 3,25 millones de euros y con una previsión de realización de 12 meses, aunque si nos atenemos a los hechos, esta previsión no sirve de nada.
 
Desde la Junta Municipal de Distrito no garantizan ninguna fecha para la finalización de las obras, aunque intentarán que la piscina de verano esté abierta este año. La junta de la AV considera que si las empresas contratistas incumplen sus plazos, la Junta Municipal debería iniciar los trámites para que la empresa contratista, Ferrovial, sea multada por incumplir los plazos del acuerdo marco.

 

Facebooktwitter