Desde la Asociación de Vecinos queremos volver a hacer pública nuestra posición con respecto al Plan de Adecuación de Zonas Verdes, con algunas actualizaciones, sobre la base de lo que ya aportamos en reunión presencial a la JMD en el Taller de Zonas Verdes organizado el 4 de octubre de 2017 en el barrio.

Las zonas verdes de nuestro barrio se encuentran en un estado general de degradación y falta de mantenimiento acusados, rayando en algunos casos el abandono. Lo más importante para nosotros de cara al Plan de Adecuación de Zonas Verdes es recuperar y mantener las zonas verdes existentes, garantizando su estado de conservación y su sostenibilidad mediante una dotación de recursos suficiente a lo largo del tiempo.

Hay una necesidad urgente de reposición de árboles y arbustos, recuperación y siembra de césped, recuperación de parterres y macetones, instalación de riego automático allí donde se pueda, limpieza, mejora de caminos y sendas. Consideramos fundamental establecer y aplicar un buen plan de seguimiento y mantenimiento del arbolado y zonas verdes, incluyendo podas, reposiciones, resiembras… y asegurar su sostenibilidad y continuidad en el tiempo.

Contexto

Salvo una parte del Retiro y una pequeña área de la Casa de Campo, que son cuidadas por jardineros municipales, el resto de los parques de Madrid –históricos, singulares y forestales– son gestionados por empresas. El contrato tiene una vigencia de ocho años prorrogables por otros dos.

El contrato de gestión integral de los parques y viveros del Ayuntamiento de Madrid salió a concurso por 386 millones de euros. Acciona y dos UTES (Grupo Raga-Nitlux y Ortiz Construcciones-Eulen) se quedaron con los tres lotes en liza tras comprometerse a realizar el mantenimiento de las zonas verdes por 278 millones de euros, lo que supone una rebaja del 28% con respecto al anterior contrato.

En 2009 el presupuesto de mantenimiento de zonas verdes ascendió a 116,3 millones de euros para un total de 5.889 hectáreas de zonas verdes de conservación municipal y los 279.177 árboles de alineación. El Ayuntamiento actualmente calcula en 300.000 el número de árboles, aunque solo en 2016 se talaron 12.852. En 2014 el presupuesto bajó hasta casi 63 millones. En 2018 se presupuestaron 103 millones, de los cuáles se gastaron 53. Para 2019 se han presupuestado 83 millones.

Es en este contexto donde debemos entender la tala masiva de árboles que se produjo en 2016, que afectó gravemente a nuestro barrio con 500 ejemplares, el actual proyecto de reducir las praderas de zonas verdes y el deterioro de los parques y jardines del que somos testigos.

Reivindicaciones generales

  • Recuperar los niveles de presupuesto y gasto efectivo para mantenimiento de zonas verdes de 2009.

  • Recuperar la gestión integral de zonas verdes por el Ayuntamiento ante el incumplimiento de los pliegos de condiciones que han llevado al deterioro de las zonas verdes y jardines, con subrogación de las plantillas como personal laboral y aumento de personal hasta cubrir las necesidades del servicio.

  • Mientras esto no se realice, solicitamos vigilancia por parte del ayuntamiento sobre las empresas adjudicatarias en las actuaciones a ejecutar, calidad, manejo y cuidado de las plantas, las actuaciones de mantenimiento, para asegurar que el plan establecido se cumpla.

  • Mantenimiento de las praderas existentes actualmente en el barrio, evitando así su sustitución por grava. Para ello demandamos incluir en la ordenanza municipal de gestión y uso eficiente del agua en una disposición adicional que modifique la aplicación del artículo 19 para estas praderas, que establece un máximo de 20 % de césped.

  • Reelaboración del Plan de Infraestructura Verde y Biodiversidad, con los nuevos medios y recursos.

Actuaciones concretas en el barrio

La línea de árboles entre la M-30 y las casas en altura, a lo largo de todo el barrio, se deben tratar como alineación de calle y así lograr que se repongan de forma inmediata todos los árboles eliminados dentro del Plan Especial de Arbolado, ya que esta arboleda mitiga la polución y el ruido que afectan a las viviendas contiguas. Además, pedimos una cubierta vegetal en todo el límite con la M30, de la que hay presupuestado un informe del que no tenemos noticias.

Considerar como zona prioritaria de actuación la parte trasera de la c/Comandante Fortea, entre la c/ Santa Olalla y la c/ Felipe Moratilla (zona del «Parque» y trasera del supermercado “Día”), donde ya existen zonas verdes, pero que se encuentran en estado de casi abandono y en las que, además, se han eliminado muchos árboles dentro del Plan Especial de Arbolado.

Jardines interbloques y parterres o zonas ajardinadas contiguas a fachadas a lo largo de todo el barrio, que son un elemento fundamental y característico de nuestro barrio y se encuentran en muchos casos muy degradados (c/ Ribera del Manzanares, c/ Santa Olalla, c/ Felipe Moratilla, c/Santa Comba, c/ Santa Fe, c/ Santovenia, c/ Doctor Casal, c/Comandante Fortea, c/ Santa Coloma, c/ Santa Pola, etc.). Además, en algunos casos se han eliminado muchos árboles de estos jardincillos dentro del Plan Especial de Arbolado.

  • Jardines que rodean las torres de Comandante Fortea 3, 5, 7, 9. Estas zonas verdes se encuentran muy degradadas, incluyendo las plazoletas frente a los portales, en las que se han eliminado muchos árboles dentro del Plan Especial de Arbolado (especialmente en el número 9).

Regeneración del área verde posterior a la Ermita de San Antonio de la Florida, con asignación de 150.000 € en los Presupuestos Participativos de 2018. El área comprendida entre campo de futbol junto a Calle Mozart y la parte posterior de Casa Mingo y Ermita San Antonio de la Florida y la pasarela que cruza las vías del tren, se ha convertido en un vertedero-basurero cuya situación se agrava con el paso de los días y entraña riesgos para la salud. Es una zona muy degradada a la que cada día están expuestos niños que utilizan el espacio deportivo del campo de futbol y el acceso al parque de la Bombilla. La basura acumulada tiene efecto llamada al vertido de nuevos desperdicios y tiene una solución fácil y económica, su limpieza y regeneración del espacio.

Márgenes del río: margen izquierda (orilla de Aniceto Marinas), desde el Puente de los Franceses hasta el comienzo de Madrid Río; margen derecha, desde Ribera del Manzanares 63 hasta el comienzo de Madrid Río. Estas zonas se encuentran muy degradadas, las sendas son casi intransitables en algunas zonas.

No podemos olvidar que en la margen de Aniceto Marinas se eliminaros más de 300 árboles cuando se realizaron las obras de alcantarillado, y la zona quedó pendiente de mejoras que no se han acometido y que se ha visto agravada la situación por las obras asociadas a la renaturalización del río. Dado que el colector y la línea de alta tensión pasan muy cerca de la superficie, se podrían instalar pérgolas con enredaderas, grandes maceteros de aromáticas y especies repelentes a mosquitos (lavanda, romero, caléndula). Hay que señalar también que en esta zona está pendiente terminar el proyecto de Madrid Río y que hay aprobado un Madrid Decide de 2018 de reparación de acera y arbolado de Aniceto Marinas, a la altura del 78, presupuestada por 50.000€ y que no está ejecutado, aunque se han acometido obras parciales de reparación de calzada.

El Parque de la Bombilla forma parte de nuestro barrio. Los pavimentos están tremendamente deteriorados, y las fuentes y otros elementos necesitan limpieza y reparaciones. La parte de jardinería está algo mejor, pero es necesario reponer árboles que se han plantado y han muerto, pero no se han repuesto. Incrementar en un 30% la iluminación en el Parque de la Bombilla, utilizando para ello tecnología LED, además de iluminar el campo de fútbol junto al templete para alargar las horas de práctica deportiva en el mismo.

Existen puntos concretos donde podrían instalarse pequeñas zonas verdes, y que ahora mismo están abandonados, como, por ejemplo: la esquina entre c/Comandante Fortea y c/ Felipe Moratilla, la esquina entre c/Ribera del Manzanares y c/ Santa Coloma, terreno longitudinal interbloques entre c/ Ribera del Manzanares 103-111 y c/ Santovenia.

Solicitamos emplear, en la medida de lo posible, especies de porte grande (plátanos, sophoras, castaños de indias…) en las zonas verdes, para compensar de alguna manera el menor porte de especies replantadas en viario dentro del Plan Especial de Arbolado, así como especies con bajo riesgo de alergias, o al menos, evitar alineaciones monoespecíficas que generan mayor concentración de polen.

Mejora de suelos mediante aporte de tierra vegetal donde sea necesario, así como en las zonas de nuevas plantaciones.

Plantar en las zonas ajardinadas cercanas al río áreas con especies repelentes a mosquitos (lavanda, romero, caléndula), evitando de este modo su proliferación.

Eliminar de forma progresiva las catalpas de la c/Comandante Fortea y sustituirlas por especies mejor adaptadas.

Campañas de control de poblaciones de cotorras y sus nidos, y mantener la vigilancia y actuación sobre las poblaciones de vectores (ratas, cucarachas, mosquitos).

Mayor limpieza en las zonas de parque infantil, reposición de arena cuando sea necesario y riego frecuente en verano.

Última reflexión

Aun consiguiendo las reivindicaciones que aquí proponemos, debemos enfatizar la responsabilidad de todos y cada uno de los vecinos en la conservación de nuestras zonas verdes y, en general, de todo el espacio público. Debemos evitar contribuir a la degradación del espacio público con basura, deposiciones de perros, alimento para animales, abandono de bicis del servicio público BiciMad…

Facebooktwitter