Este pasado domingo pasamos una estupenda mañana de primavera trabajando en el huerto:

  • Se limpiaron a mano los pulgones de las habas y hierbabuena. Se aplicó purín de ortigas y cola de caballo
  • Se continuó con la limpieza de hierbas de la zona del muro
  • Se pusieron cañas en los tomates de mata alta
  • Se limpiaron los pasillos de los bancales
  • Se clarearon y regaron los tomates del semillero, tienen muy buena pinta!
  • Se plantaron algunos calabacines que había en el semillero sustituyendo a algunas plantas que no prosperaron
  • Y se cosecharon acelgas, habas y algunas cebolletas que estaban empezando a florecer

Las cañas en los tomates, se pusieron con escuadra y cartabón, tenemos pruebas que lo demuestran:

Y de lo que también hay pruebas es de la magnífica recompensa!!

El aperitivo dominguero sabe mucho mejor después de una fructífera jornada de trabajo 🙂

Facebooktwitter